Home Historia HISTORIA DEL JIU JITSU BRASILEÑO Y EL UFC… (Primera Parte)
HISTORIA DEL JIU JITSU BRASILEÑO Y EL UFC… (Primera Parte)
Friday, 11 June 2010 12:39

HISTORIA DEL JIU JITSU BRASILEÑO Y EL UFC…

(Primera Parte)

Por Arturo Sotuyo Moncada

Hablar sobre la historia del JJB (Jiu Jitsu Brasileño) siempre nos llevará a hablar sobre una familia que se ha convertido en leyenda: Los Gracie. Hoy día la familia de Artistas Marciales más famosa del planeta, Tanto por lo trascendental del estilo y revolución que crearon como por la cantidad de personajes míticos dentro de ella. El origen de la familia nos remonta casi un siglo atrás, tanto que es difícil rastrear todos los hechos que la rodearon. Quitando a los íconos principales, existe poca información acerca de algunos miembros y su contribución al sistema. Como toda leyenda, tiene varias aristas y a veces puede cambiar mucho de acuerdo a quien la cuenta y esto puede generar mucha polémica, incluso entre los mismos miembros de la familia. Pero independientemente de esto, ¿qué fue lo que los llevo a la cima? Algo innegable es el gran genio y habilidad de los fundadores, el ser varios hermanos varones y que a su vez tuvieron una descendencia numerosa, contribuyó mucho al desarrollo de su sistema, que casi todos mantuvieran el JJ como “el negocio de la familia” y que en las primeras décadas entrenaran casi siempre juntos fue lo que los hizo desarrollar y pulir a un grado extremo su sistema y, finalmente, el no poner limites al aprendizaje de técnicas ajenas a su arte fue la culminación de su genio. Aúnque se podrían llenar muchos libros con la historia y anécdotas de esta familia, trataremos de poner en forma sintetizada su origen, evolución y el como cambiaron la visión de los Artistas Marciales en todo el planeta. Así pues, hagamos un poco de historia....

Rickson, Rolls Carlos, Helio, Robson, Mauricio Gomes

Royler, Carlos Jr, Rolin, Rorion, Rolker & Royce

 

Mitsuyo Maeda

Principios de siglo, diciembre de 1904. Provenientes del Kodokan llegan a Nueva York 3 Maestros Japoneses de Judo ó “Jiu Jitsu de Kano” como también solían llamarle: Soishiro Satake, Mitsuyo (Esai) Maeda y Tsunejiro Tomita como líder. (Existe gran debate sobre si llamarlos de Judo o Jiu Jitsu, pero eso es consideración de otra historia) Estos inician una serie de demostraciones en la unión americana en las cuales era frecuente el que se presentaran retos por parte de luchadores y otros combatientes, mismos de los que no siempre salieron con la mejor parte, debido a la diferencia de reglas para determinar un ganador y a que Tomita, pese a ser el líder, no era el mejor luchador de ellos. Un par de años después se separan de él y siguen recorriendo el país con sus retos. Intentan dar algunas clases sin mucho éxito, por lo que cuando se presentó una oportunidad para pelear con un premio económico de por medio (violación a las normás del Kodokan) Maeda aceptó, comenzando de esta manera su carrera como peleador profesional. Seguirían viajes por Cuba, México y Europa, ahí en  España es donde obtiene el sobrenombre de Conde Kama (El Conde del Combate) con el cual llegaría a ser muy conocido. De regreso en América pasa de nuevo por Cuba, México y después Centroamérica para finalmente llegar a Brasil en 1914. Aquí, en el estado norteño de “Belem do Para” conoce y traba amistad con Gastao Gracie, hombre de negocios y figura política de gran influencia. Este ayudaría a Maeda con el establecimiento de colonos japoneses en la zona.

Mitsuyo Maeda

 

Carlos Gracie

Era 1917 y en agradecimiento a su ayuda, Maeda comienza a enseñar su sistema al hijo mayor de Gastao Gracie: Carlos, un joven de 15 años muy entusiasta del boxeo. Este recibió instrucción de manera un poco accidentada e irregular por los siguientes años, (de 2 a 4) ya que Maeda seguía viajando, aceptando retos y además estaba muy involucrado en el asentamiento de los colonos japoneses. Por todo esto la relación maestro-alumno no fue exactamente como nos la podemos imaginar actualmente y Carlos no pudo haber recibido una educación extensa de la técnica del JJ. Aquí viene una de las dudas fascinantes de nuestra historia. ¿Que fue exactamente lo que enseñó Maeda a Carlos? Este es un punto vital dentro de la historia. Ya que el JJ que recibe Carlos no es el JJ tradicional que se enseñaba en Japón, sino un JJ influenciado técnica y filosóficamente por la gran cantidad de combates que Maeda ha sostenido contra peleadores de todo tipo de sistemás. Esto a la postre fue lo más importante que Maeda heredaría a los Gracie, su visión de que un arte como el JJ puede ser empleado en peleas y situaciones reales de combate, ya fuera en pelea a sumisión o en pelea sin reglas.

Al quedar por su cuenta, Carlos desarrolla un estilo de JJ distinto a lo que era el JJ Japonés, mismo que comienza a enseñar a sus hermanos: Osvaldo, Gastao y Jorge. Helio, el más joven de los hermanos era muy pequeño y enfermizo, por lo que no le fue permitido entrenar en esas primeras instancias.

 

La falta de un maestro formal dio pie a que Carlos y sus hermanos se entrenaran y desarrollaran un JJ distinto, tanto en técnicas como en la forma de transmitirlo. El no tener que rendir cuentas a un maestro ni a una ancestral tradición, hizo que se enfocaran en lo que demostraba ser efectivo y desecharan aquello que parecía ser superfluo o poco eficaz. El ser cinco hermanos hombres fue otra ayuda pues siempre había alguien con quien entrenar. Pronto Carlos se dio cuenta de que otras personas deseaban aprender su arte marcial por lo que comenzó a dar clases en su domicilio con bastante éxito. Más tarde cuando su padre enferma, Carlos tomó a Helio (11 años menor) bajo su tutela y en 1925 los hermanos cambiaron de Residencia a Rio de Janeiro donde Carlos abre su primera escuela de JJ. Para promocionarla comenzó con una serie de propagandas bastante agresivas, como el poner anuncios en los periódicos diciendo: ¡Si quieres un brazo o costilla roto! ¡Contacta a Carlos Gracie al siguiente número! Esto se convirtió en una costumbre y fue como apareció el llamado “Reto Gracie”. En el que retaban a cualquiera a vencerlos en una lucha sin reglas, mismo al que Carlos  respondió siempre, peleando con quien fuera y ganando fama al hacerlo efectivo. No existe prácticamente información acerca de las habilidades y logros de Osvaldo, Gastao y Jorge. Pero siendo los primeros a quienes Carlos enseñó y los únicos con quienes podía practicar, ensayar y desarrollar las técnicas, deben haber tenido una importante participación en el inicio del JJ que Carlos implantó. Se dice que Jorge físicamente era el más fuerte y que Carlos consideraba a Osvaldo el mejor peleador de sus hermanos; pero parece que algún problema hizo que se distanciaran, pues las líneas principales de la descendencia Gracie del JJ vienen de Carlos y Helio.

Con el tiempo Carlos se dedicó más al estudio de lo místico y la naturaleza, dejando la instrucción de la escuela a Helio. De estos años de estudio desarrolló la famosa “dieta Gracie” y se convirtió en una especie de Doctor naturista. Era el Gurú de la familia y lo fue hasta el fin de sus días. El gran maestro Carlos Gracie murió en 1994 a los 92 años.

 

 

El genio de Helio Gracie.

Debido a su juventud y fragilidad, Helio no participaba en los entrenamientos de sus hermanos, pero siempre los observaba. Pero poseía una capacidad de asimilación que nadie sospechaba, tanto que aprendió el sistema a pesar de nunca practicarlo. Cuando contaba con 16 años sucedió que  Mario Brandt director del Banco de Brasil acudió a su clase privada con Carlos en la academia de Rio de Janeiro. Al no aparecer este, Helio se ofreció a empezar la clase y terminó dándola completa, con tan buen resultado que cuando llegó Carlos y ofreció disculpas por haber faltado, el propio Mario le dijo que no se preocupara y pidió que Helio fuera su instructor de ahí en adelante. Este simple hecho cambio para siempre la faz del JJ de los hermanos Gracie. Helio pronto se dio cuenta que era muy diferente el saber la teoría de las técnicas a practicarlas. Sus hermanos pese a no ser muy grandes y fuertes, si lo eran mucho más que él y muchas de las técnicas se basaban en el físico entrenado que ellos habían desarrollado. Pero esto no funcionaba con él, pues además de no haber practicado las técnicas su constitución física era muy débil, por lo que  comenzó un estudio y practica basado en sus carencias físicas, en el uso inteligente y eficaz del cuerpo y las palancas. Entrenó las técnicas adaptándolas a su constitución y fue tal su genio y visión que desarrolló un sistema en el que verdaderamente una persona débil podía vencer a alguien grande y fuerte. Esto lo hizo en los primeros años y continúo por los siguientes cuarenta.

 

Al ir avanzando en edad y con el gran éxito que tenia la escuela,  Carlos se dedico más al aspecto administrativo de la misma dejando poco a poco la enseñanza a Helio y los alumnos más avanzados, a tal punto que no se percató por completo de las modificaciones y avances que su hermano había desarrollado, pues como todos los estudiantes parecían contentos con la enseñanza él nunca reparó en cómo se impartían las clases. Fue hasta una ocasión en que el mismo Helio habló con él acerca de esto y se lo demostró derrotando en pocos minutos a  varios de sus instructores, que Carlos quedó muy sorprendido al darse cuenta de la habilidad y gran potencial de su hermano. Tanto que se convirtió en su manager y comenzó a buscar peleas profesionales para Helio, quien había ido dejando atrás su físico débil y enfermizo para dar paso a un combatiente formidable. Su primera pelea fue a los 17 años, contra Antonio Portugal, Campeón brasileño de boxeo, misma que sólo duró 30 segundos. Los siguientes años fueron la época de oro de Helio y sus hermanos, todos ellos manejados por Carlos. En estos ganaron fama y prestigio venciendo a los mejores peleadores de Luta Livre, boxeo, catch-wrestlers e incluso maestros japoneses de JJ. Ya que  los Gracie no eran la única escuela de JJ que existía, habiendo tantos inmigrantes japoneses, no era difícil encontrar entre ellos o de visita maestros de este arte. Pero ninguna escuela logro el éxito ni la técnica que tenían los Gracie. En estas peleas solía haber una constante, los rivales eran usualmente más grandes y pesados que ellos y esto hacia que sus victorias fueran más impresionantes. Otra particularidad era el que no existían jueces para estos combates, no existían los puntos. Desde el inicio se pactaba si el encuentro seria de lucha a sumisión ó vale tudo y si no terminaba en KO o sumisión eran considerados empate.

 

Grandes y famosos triunfos tuvo Helio durante esos años, mismos que lo convirtieron en héroe nacional. Su fama junto con la de sus hermanos era la principal causa del éxito de su escuela; pero curiosamente las dos derrotas de su carrera son las que más acrecentaron su leyenda. La primera es el memorable encuentro con Masahiko Kimura, campeón de Japón por largo tiempo y considerado por muchos como el más grande judoka que Japón ha producido. La antesala de esta pelea fue que Helio había luchado en dos ocasiones con Kato, compañero de Kimura. El primer encuentro fue un empate y el segundo acabo con Helio dejando inconciente a Kato con una estrangulación desde su posición de espaldas al piso. El reto estaba puesto y se dio el enfrentamiento. Kimura era más joven y pesado que Helio. Se dice que incluso Kimura declaró que si Helio sobrevivía los primeros tres minutos, para él, sería el ganador. Prácticamente todos daban por ganador a Kimura. Helio mismo declaro que lo que más le intrigaba era saber como haría Kimura para vencerlo y Carlos le hizo prometer que si era atrapado en una sumisión se rendiría. El encuentro se dio el 13 de octubre de 1951 frente a 60,000 espectadores, además de la prensa japonesa y brasileña. En un encuentro memorable Helio sobrevivió por poco más de trece minutos hasta que Kimura lo atrapó con una variante de Ude Garami de la que no pudo escapar, pese a ello Helio no se rindió, hay quien dice que incluso se escucho la ruptura de su brazo. Finalmente Carlos arrojó la toalla y el combate acabó. A pesar de la derrota, la fama de Helio creció aún más por haber peleado ante el gran Kimura. La llave con que fue vencido fue inmediatamente asimilada por su sistema y desde entonces se le conoce con el nombre de: Kimura.

 

La segunda pelea se dio 4 años después, mayo 24 de 1955. Helio se había retirado de los combates profesionales, pero debido a ciertos malentendidos y comentarios hacia su familia tuvo que salir del retiro y retar a pelear a Valdemar Santana, quien había sido uno de sus mejores alumnos e incluso instructor en la escuela Gracie, 23 años más joven y 30 kilos más pesado que Helio, así era el Coloso Negro, como solían llamarle. La lucha fue dura y cruenta, en lo que aún hoy se considera el encuentro de vale tudo más largo de la historia, ambos hombres combatieron por el increíble tiempo de 3 horas y 45 minutos. Finalmente con una patada al rostro y presa del cansancio, Helio cayó vencido. Pero su bravura y esfuerzo le dieron aún más fama. Helio continuó enseñando y entrenando y vivió para ver la explosión mundial que causaría el Jiu Jitsu de los Gracie en el inicio de las Artes Marciales Mixtas en 1992. Un guerrero en toda la línea, el Gran Maestro Helio Gracie, entrenó hasta el final de sus días abandonando este mundo el 29 de junio de 2009. Contaba con 95 años.

 

Pero regresando a nuestra historia, la victoria de Valdemar fue un shock para la comunidad. El nombre Gracie parecía relegarse a un segundo puesto, Helio pasaba de los cuarenta años y la segunda generación Gracie parecía aún ser muy joven… ¿quién podía salvar a la familia? Otro Gracie: Carlson.

 

El Rebelde Carlson Gracie

El hijo mayor de Carlos comenzaba a despuntar. Carlson había comenzado su carrera como peleador a los 17 años y su futuro era promisorio. El contaba con 19 años cuando la derrota de su tío Helio; incluso Valdemar había sido su amigo en la escuela, pero el honor de la familia estaba en juego, él sabía muy bien lo que tenía que hacer. Retó a Valdemar y casi un año después, en agosto de 1956, llegó la gran fecha. En el estadio Maracanazinho con más de 40,000 espectadores presentes (y se dice que otros 5,000 quedaron afuera) Carlson Gracie, con 18 kilos de desventaja, peleó y demolió a Valdemar Santana, quien, en el 4to. Round después de una acción que los sacó del ring, se negó a regresar al mismo. Aceptando su derrota. La afrenta había sido lavada y el honor restituido. Carlson se volvió una celebridad en todo Brasil y la academia cobró aún más fama. Los siguientes años fueron totalmente para Carlson, quien defendió sin parar el nombre Gracie en los 50´s y 60’s, sólo auxiliado por su hermano Robson (padre de Renzo, Ryan y Ralph) quien era un gran peleador, pero extremadamente ligero (menos de 60 kilos). Su nombre como peleador e instructor creció como la espuma. Los años pasaron y la academia era comandada por Helio y Carlson. El estilo de este era distinto al de su tío, pues mientras que Helio enfatizaba el aspecto básico y técnico, Carlson usaba un estilo duro, agresivo y con gran cantidad de técnicas, incluidas algunas que se dice estaban reservadas solo para la “elite familiar”. Estas diferencias, aúnadas a la gran cantidad de alumnos que tenía, hicieron que finalmente rompiera con la Academia Gracie y abriera su propia escuela en Copacabana. Tuvo un éxito rotundo y seguiría abriendo otras más. Se puede decir que él fue el primero en abrir el JJ al publico en mása. Alentó la competencia entre sus diferentes escuelas y esto redundo en un gran desarrollo técnico. Su visión sobre las peleas de vale tudo ó NHB (No holds barred) fue grandiosa y su equipo  “Carlos Gracie Arrebentacao” sería el más  dominante durante los años siguientes. Entre sus graduados podemos contar nombres como: Ricardo De La Riva, Andre Pederneiras, Amaury Bitteti, Mario Sperry, Vitor Belfort, Allan Goes, Murilo Bustamante, Wallid Ismail, Ricardo Liborio, Carlos Barreto y muchos otros, mismos que dominaron la competencia durante los años siguientes, sobre todo después de darse el “boom” del JJ  y MMA en los 90’s. El 1 de febrero de 2006 la vida física del gran maestro Carlson Gracie llegó a su fin, pero su gran visión y legado perdurarán por siempre.

Carlson Vs. Valdemar Santana

 

La leyenda: Rolls Gracie.

Si Carlson fue la figura de los Gracie durante los 50’s y 60’s, Rolls lo fue durante los 70’s. La vida de Rolls, aúnque fugaz, fue de lo más intensa. Cual un cometa deslumbró a todos antes de perderse en el firmamento. Hijo de Carlos y Claudia Zandomenico (una azafata italiana) fue concebido fuera del matrimonio, por lo que la esposa de Carlos, Geny, no aceptó criarlo, así que con solo tres meses de nacido, Rolls fue encomendado a su tío Helio, que en ese momento aún no tenia hijos, por lo que lo aceptó y crió como si fuera suyo. Esto hizo que Rolls fuera como un puente entre las dos ramás de la familia. El crecer con Helio y ser el mayor de sus hijos, lo llevó a aprender toda la refinación técnica y detalles que hicieron famoso a su tío. Más tarde con su hermano Carlson y sus alumnos encontró el estilo agresivo y duro del JJ.  Esto marcó el sello más característico de Rolls: su mente abierta. Aúnado a su innata habilidad para aprender fue lo que lo convirtió en el siguiente mito de la familia. En la búsqueda por mejorar su técnica, tuvo contacto con el Judo, Sambo, lucha olímpica y grecorromana, adaptando y absorbiendo movimientos para después incorporar aquello que servía a su arte. Continuando con la tradición peleó contra otras escuelas y sistemas venciendo siempre, esto pese a su estructura física delgada y nada impresionante. Se dice incluso que lo intenso de su mirada era suficiente para congelar a sus adversarios. Cuando el mítico peleador Rey Zulú desafió a los Gracie, Helio rápidamente escogió a Rolls para responder al reto, pero después de que este lo mirara fijamente en las juntas previas a la pelea, Zulú dijo –señalando a Rolls- que pelearía con cualquiera de la familia exceptuando a ese rubio. Fue el mejor de la familia durante los 70’s y en opinión de muchos el mejor peleador de todos.

En 1978 la casualidad hace que Rolls conozca a Bob Anderson, famoso entrenador norteamericano de lucha, con quien traba gran amistad y adapta sus conocimientos de lucha al JJ. Anderson llevaría a Rolls a competir a los campeonatos nacionales de Sambo en E.U. donde aplastó a todos en su categoría. La influencia de Rolls en la familia fue tremenda, su incorporación de técnicas de otros sistemás al JJ fue trascendental y marcó una nueva era para toda la familia Gracie. Sus alumnos recuerdan vivamente su genio, lo intenso de sus clases y lo innovadoras que eran. Rolls solo concedió 6 cintas negras en JJ pero influencio a toda una generación de practicantes.

Siendo amante de todo lo extremo, su pasión además de la familia y el JJ eran el Surf y el planear en Ala Delta. Esto finalmente lo llevo a su cita con el destino. El 6 de junio de 1982 en las montañas de Maua, Rolls Gracie murió después de caer directamente contra los arboles. ¿Qué hubiera logrado Rolls de haber tenido más tiempo? ¡Nunca se sabrá! Pero le bastaron 31 años de vida para ser todo un icono en su familia. Y como todos aquellos grandes a los que la muerte tocó demásiado pronto, esto solo sirvió para que su leyenda se acrecentara aún más.

El mitico Rolls Gracie

 

 

Rorion Gracie y el UFC.

Rorion, primer hijo natural de Helio nace en 1952 (un año después de Rolls) y como buen Gracie tuvo su primer gi antes de poder caminar. Aparte de experto en el arte de su familia, Rorion siempre será recordado por haber expuesto el JJ ante los ojos del mundo y por ende haber producido el “boom” hacia el grappling en todo el planeta. Después de graduarse en leyes en su natal Brasil, Rorion opta por el “sueño americano” y llega a New York USA en 1978, sin dinero pero con la determinación de triunfar y dar a conocer el arte de su familia. Cambia de residencia hacia California y los siguientes años son de batallar. La efectividad del BJJ era indudable, pero cómo convencer y mostrarlo a las másas era otra cosa. Algo muy semejante había pasado con Carley Gracie, hijo de Carlos y primo de Rorion, que llegó a los USA en 1972 y tenía su escuela de JJ sin haber tenido mucho éxito en la expansión del mismo. Pero la historia de Rorion seria diferente, aúnque le tomaría varios años y mucho esfuerzo. Para 1988 las clases que impartía en el garaje de su casa iban aumentando en número. El reto Gracie había sido transportado a USA y Rorion clamaba por quien pudiera ganar al Gracie Jiu Jitsu (como Rorion comenzó a llamarlo) en una pelea sin reglas. Aparecieron algunos retadores, mismos que fueron vencidos por Rorion o por algunos de sus hermanos que se habían unido a él en la aventura de conquistar USA. En septiembre de 1989 un reportaje titulado “Bad” apareció en la revista Playboy, en el se describía el estilo de Rorion y el reto Gracie. Poco a poco más gente quería saber quien era este tal “Gracie”. Se dieron los primeros seminarios de Gracie Jiu Jitsu en los USA con Rorion, sus hermanos e incluso algunos de sus primos, los Hermanos Machado. Al poco tiempo dejó finalmente su garaje y abrió una escuela en Torrance, California. Rorion también había conseguido actuar como extra en series de TV y como coreógrafo en algunas películas. Todos estos factores le dieron un poco más de movilidad dentro de círculos importantes. Todo se estaba cocinando para el gran salto.

 

Rorion Gracie

 

Rorion ya había tenido la idea de un evento tipo vale tudo para mostrar al publico norteamericano el JJ. Pero en aquellos tiempos no había mucha fe y si muchos obstáculos para algo así. Más adelante conoce a Art Davie, un empresario del espectáculo que además tenia gran gusto por las artes marciales, quien habiendo leído el reportaje de Playboy tuvo la curiosidad de conocer a Rorion. Se presentó en su escuela y fue invitado a un desafío que tendría lugar en unos días; éste era de Royler Gracie vs. un grupo de cintas negras en Karate. Davie vio como Royler, un tipo pequeño y delgado derribaba y estrangulaba a todos y cada uno de los rivales. Después le fueron mostradas las cintas con peleas de su familia en Brasil y los USA. Davie quedó impresionado, él ya buscaba la idea para un nuevo show y esto era perfecto. Haciendo una magnifica mancuerna con Rorion, comienzan a darle forma a la idea. Un torneo entre peleadores y artistas marciales de diferentes estilos con mínimas reglas para definir al campeón supremo. Tendrían que vencer numerosos obstáculos, pero finalmente el 12 de noviembre de 1993 en el McNicholson Sports Arena de Denver Colorado, se lleva a cabo el evento: The Ultimate Fighting Championship. Un torneo entre ocho hombres, sin limites de peso y sin uso de protector alguno (sólo de ingle). El área de combate, un octágono cercado por malla. Las únicas reglas: No morder, no atacar los ojos y no golpes a la ingle. Técnicas: todo lo imaginable. Forma de ganar: Nocaut, sumisión o que la esquina arroje la toalla. No había jueces y el réferi no podía detener el combate. Asi comenzó el UFC, lo demás es historia…. Lo que el mundo creía saber acerca de un combate sin reglas súbitamente se fue por la ventana. La idea general era lo que se había visto en películas o en TV. La visión de hombres enormes, puñetazos mortales, relampagentes patadas y movimientos acrobáticos estaba anidada en la mente de casi todos.

Los combates empezaron, algunos bastante crudos y violentos, pero ante los ojos atónitos de los espectadores, un pequeño y aparentemente insignificante peleador, Royce Gracie, hermano menor de Rorion, venció uno a uno y casi sin esfuerzo a sus tres rivales para coronarse campeón del torneo. Todos estaban sorprendidos, todos menos los Gracie, quienes desde el inicio sabían muy bien quién sería el ganador. Royce se erigió como el campeón, pero el triunfo pertenecía a los Gracie. Tíos, padre, hermanos y primos, que tras años de haber desarrollado el BJJ, de haberlo probado en peleas a sumisión y de vale tudo en su natal Brasil, sabían perfectamente de su superioridad frente a otros estilos de combate. Royce fue el producto de años de estudio y esfuerzo familiar.

 

Sobra decir que el GJJ tuvo una explosión prodigiosa, todo el mundo quería conocer el arte marcial de “Royce Gracie”. La academia en Torrance se vio abrumada por la cantidad de gente que acudió a ella y tuvo que cuadruplicar su espacio. Los videos instruccionales de GJJ y los de GJJ in Action se convirtieron en Best Sellers. El sueño de Rorion de triunfar y dar a conocer el arte de su familia por fin daba frutos. Los siguientes años fueron de grandes triunfos y finalmente despues del 5to. UFC, Rorion y Art Davie venden su parte correspondiente de dicho show.

 

Además de experto en JJ, Rorion era un inteligente hombre de negocios y los años siguientes se dedica de lleno a la atención de su academia en Torrance, California, la cual se ha convertido en un verdadero imperio dedicado a expander lo que bautizó e incluso convirtió en marca registrada: el “Gracie Jiu Jitsu”. Pese a las polemicas y problemas que se sucitarían después dentro de la familia, nadie podrá negar que todos le deben algo a Rorion: “El haber puesto al JJ en la vista de todo el mundo”

 

Y cuando la locura por los UFC estaba en lo más alto y casi todo el mundo pensaba que el mejor peleador del mundo era Royce Gracie... Este declaro en una entrevista que él no era el campeón de su familia. “Mi hermano Rickson es 10 veces mejor que Yo”. El mundo se cimbraba de nuevo: ¿Quién diablos era Rickson Gracie?

 

Continuará…

 
Copyright © 2014 KATANA, La espada del guerrero, Revista Katana sitio oficial. All Rights Reserved.